3 ago. 2012

Día del toro.


Al igual que hice referencia el otro día a nuestro querido cerdo, hoy, día 4 de junio, me gustaría hacerlo con otro animal emblemático, figura representante de España: El Toro.



El toro es el macho de la vaca, y en nuestra gastronomía tiene muchas menos aplicaciones que ella. Se trata de un animal hervíboro, que no hace daño a nadie y que por circunstancias que mi mente no acaba de entender, acaba así tras algunas fiestas tradicionales muy arraigadas en nuestra cultura:


Estoy ABSOLUTAMENTE en contra de esta violencia gratuita contra un animal que no nos ha hecho nunca nada y me gustaría intentar comprender, de verdad lo digo, a aquellas personas que les encanta disfrutar de este acontecimiento malsano. Si alguna persona a favor de esto lee el blog, por favor que me argumente qué es lo bueno de esto a través de un comentario, querria entender.

Comencemos a hablar de qué es un toro y si es un a población amenazada o no, hablaremos también del oficio de los toreros y del toro en nuestra gastronomía.

La vaca, en el caso de la hembra, o toro en el caso del macho (Bos taurus o Bos primigenius taurus), es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los bóvidos. B. taurus es el nombre científico que se le asignó al conjunto de los bóvidos domésticos del Viejo Mundo descendientes de las diferentes subespecies del uro salvaje (Bos primigenius). Existen dos subespecies principales: B. t. taurus, la vaca o toro doméstico europeo, y B. t. indicus, el cebú, de origen asiático. Se trata de un mamífero rumiante grande y de cuerpo robusto, con unos 120-150 cm de altura y 600-800 kg de peso medio.
Domesticado desde hace unos 10 000 años en el Oriente Medio, posteriormente su ganadería se desarrolló progresivamente a lo largo y ancho de todo el planeta. Sus primeras funciones fueron para el trabajo y la producción de carne y de leche, además de aprovecharse los cuernos, el cuero o los excrementos (como fertilizante o combustible); también se siguen empleando en algunos países en los espectáculos taurinos. La cría y utilización de estos animales por parte del hombre se conoce como ganadería bovina. En 2011, la cabaña mundial de ganado bovino superaba los 1300 millones de cabezas. Además de las propias razas o variedades, se emplean diferentes formas de clasificación individual, como pueden ser la disposición y forma de la cornamenta, la capa (color del pelaje) o sus capacidades productivas.
Estos bóvidos siempre han apasionado al ser humano, para quien el  toro es un símbolo de fuerza y de fertilidad, por lo que estos animales están presentes en numerosas creencias y religiones. Son parte integrante de la cultura occidental, y se les puede encontrar como tema de inspiración de pintores y escultores, o como personajes de historietas, de películas o de anuncios publicitarios. 

Además de la salvajada retrógada que es esto, el toro es un animal en peligro de extinción. Su población está reducida y amenazada por el hombre y el cambio climático.


El torero es la persona que tiene mayor protagonismo en los espectáculos de corridas de toros. Su tarea es conducir repetidamente las embestidas del toro de forma que resulte estéticamente vistosa, medirlo en la suerte de capote, dirigirlo a la pica, colocarle las banderillas, templarlo en la suerte de muleta y finalmente causarle muerte mediante la utilización de una espada llamada estoque de muerte. Antiguamente, al torero se le llamaba toreador y se refería a todo aquel que, a pie o a caballo, entraba a la plaza a lidiar con toros.


El torero tiene varias etapas de formación, obtenida por la práctica. La primera etapa es la de novillero, en la que se lidia novillos debido a su menor tamaño y fuerza, comenzando generalmente en festivales sin caballos, para luego pasar a novilladas con picadores de acuerdo a sus resultados. La segunda etapa es la de matador, donde el torero ha conseguido destreza suficiente para desarrollar con estilo y técnica todos los tercios de la lidia. Cuando un novillero logra, en teoría, los méritos necesarios para alcanzar el grado de matador, realiza una corrida especial denominada alternativa. La alternativa se puede conseguir en cualquier plaza de toros de primera categoría; sin embargo generalmente los matadores realizan una confirmación de su alternativa en plazas de particular tradición.

Una de las comidas más tipicas es el rabo de toro, además, aunque no entre en el apartado, también comercializamos su piel. Es un animal muy grande, con un cuerpo que representa fuerza y vitalidad.
Cuando en ocasiones ataca humanos, es porque estaban jugando con fuego y era lo que tarde o temprano les iba a pasar.

NO vengan a España para seguir contribuyendo al desarrollo de este evento, aquí tenemos otras actividades mucho más interesantes y otro tipo de cultura mejor para el medio ambiente, mejor para los animales y además de ello, más entretenida y de interés. 

Para más información, contactar conmigo por comentario.

Respetemos a este animal tan bello.